Tres años de reforma laboral, por Juan Riesgo

Hoy día 12 de febrero de 2015 se cumplen 3 años de la reforma laboral del gobierno del Partido Popular de Mariano Rajoy. La primera gran reforma de este gobierno, aprobada por Real Decreto Ley tan sólo un mes y medio después de tomar posesión, y a mes y medio de unas elecciones importantes como las autonómicas en Andalucía. Mucho se ha escrito sobre la reforma laboral. Unos dicen que ha causado cientos de miles de despidos, y otros que ha permitido la creación de empleo, y en particular de empleo de calidad. ¿Cuál ha sido en realidad el impacto de la reforma laboral?

startup-594091_1920Destacan dos aproximaciones para analizar el impacto de la reforma en el mercado laboral; una es comparar cómo estamos y cómo estábamos cuando se aprobó. La otra comparar cómo vamos ahora y cómo íbamos en febrero de 2012. La primera es la utilizada por los partidos de la oposición y permite concluir que se han destruido en torno a 200.000 empleos desde que se aprobó la reforma laboral, según la EPA (-196.000). Y la segunda aproximación muestra que cuando se aprobó la reforma se destruía empleo a un ritmo anual superior al 2%, y que hoy se crea empleo a un ritmo del 2,5%. Cuando se aprobó la reforma, el empleo indefinido se reducía a un ritmo del 30% y hoy se crea empleo indefinido a un ritmo del 22,2%.

Ambas aproximaciones divergentes permiten, sin embargo, alcanzar una conclusión común, que no es otra que se ha estabilizado el mercado laboral. Se ha frenado la sangría de despidos, y se ha conseguido volver a crear empleo, incluso a partir de tasas de crecimiento del PIB inferiores al 1%, como ocurre desde el tercer trimestre de 2013. Ello no es incompatible con la persistencia de elevados niveles de desempleo (23,7% de tasa de paro), como consecuencia de la destrucción masiva de empleo provocada por la primera fase de la recesión (2008-2010), y por el impacto de la segunda recesión de la crisis, iniciada en 2011, que ha durado hasta el tercer trimestre de 2013, y que ha arrastrado la destrucción de miles de empleos llegando a situar la tasa de paro en el 27% el primer trimestre de 2013. A ello se ha unido un ajuste importante de empleo en el sector público, en torno a 307.000, y un ajuste más modesto, pero importante también, del empleo en el sector financiero, de más de 32.000 personas, a causa de su necesaria reestructuración. La necesidad de refuerzo de los ratios de capital de las entidades financieras, reduciendo así el crédito a familias y empresas, así como la necesaria consolidación presupuestaria de las Administraciones Públicas, limitando el consumo y la inversión públicas, han presionado a la baja la demanda interna, reduciendo así, a su vez, la demanda de trabajadores.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, todo indica que la reforma laboral, pese al contexto adverso en el que hasta hace aproximadamente un año se ha desenvuelto, ha cumplido su misión. Se ha reducido la sangría de parados, se ha comenzado a crear empleo, y además, se está incrementando en mayor medida el empleo de calidad. De los 389.700 empleos asalariados creados en 2014, más de la mitad, 212.700, tenían carácter indefinido, y 176.900, temporal.

Nada de lo anterior sería una realidad de no haber sido por la responsabilidad de los interlocutores sociales a la hora de establecer las pautas de la negociación colectiva en el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2012, 2013 y 2014, firmado el 25 de enero de 2012. Un acuerdo que, unido a la reforma, ha establecido en nuestro país una nueva cultura del empleo, basada en la flexibilidad, que nos ha hecho avanzar muy notablemente en competitividad. Algo que atestigua la ganancia de cuota de exportaciones de nuestra economía y la creciente atracción de inversión productiva.

startup-593296_1280Antes de que esta cultura se implantara, el ajuste ante situaciones adversas se hacía vía cantidades, esto es, destruyendo empleo. Ahora, el nuevo marco flexible de relaciones laborales que facilita la reforma, y que empresarios y trabajadores han aprendido a utilizar, permite afrontar las reducciones de demanda con medidas alternativas al despido como la reducción de jornada, la mobilidad o la modificación de condiciones. En términos acumulados desde marzo de 2012 se han producido un total de 5.333 inaplicaciones de convenios que afectan a un total de 255.105 trabajadores. Inaplicaciones acordadas en más de un 95% que han evitado miles de despidos. Un marco flexible que ayuda a mitigar el impacto de las recesiones y que sin duda facilita la creación de empleo porque da mejores opciones a empresarios y trabajadores a la hora de afrontar la vacas flacas. No en vano, hoy la economía española crea empleo a un ritmo del 2,5%, por encima del crecimiento del PIB (2%).

Pero no cabe duda de que queda mucho por recuperar. Más de cuatro millones y medio de personas permanecen aun en el desempleo. Más de la mitad, desde hace más de dos años, y es urgente que encuentren cuanto antes una oportunidad. Por ello es imprescindible complementar la reforma del marco de relaciones laborales con la culminación de la reforma de las políticas activas de empleo, mejorando las posibilidades de inserción de estas personas sin desempleo a través de una mejor formación, orientación e intermediación laboral. Para ello se han dado ya nuevos pasos en materia de orientación e intermediación, con más recursos, mayor colaboración público privada, y con evaluación de los resultados obtenidos. Pero queda dar un paso sustancial en la mejora del sistema de la formación para el empleo. Un sistema que ha permanecido durante lustros de espaldas a las necesidades reales del sistema productivo y que no ha facilitado a los desempleados los conocimientos y habilidades precisos para aumentar su empleabilidad.

El nuevo marco de relaciones laborales ha funcionado para estabilizar el mercado de trabajo. Pero es necesario culminar la reforma de las políticas activas de empleo, en particular del sistema de formación para el empleo, para facilitar la inserción de los millones de españoles que buscan aun un empleo y no lo han podido encontrar.

Juan Riesgo

@juanriesgo


floridablanca_final_round_azul_smallFloridablanca pregunta

¿Estás de acuerdo con que la Reforma Laboral ha conseguido incentivar la creación de empleo? ¿Se podría haber hecho más o se ajusta bien a las necesidades de la economía española? 


Etiquetas:

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías