Nacionalismo contra Nación, por José Ruiz Vicioso

La tarde del jueves no podía ser más propicia a la reflexión, al diálogo, al debate. José María Marco presentaba su último libro Sueño y destrucción de España. Los nacionalistas españoles (1898-2015). En el Parque del Retiro, florido y soleado, la hora evocaba el placer de la lectura reposada.

En el goteo constante de gente que fue llenando la sala de la biblioteca Eugenio Trías, en las conversaciones previas al comienzo, parecía como si cada uno hubiera madurado alguna idea a la sombra generosa de los árboles. WP_20150528_20_45_15_ProEl público se fue distribuyendo en los asientos con esa sencillez que diluye los rangos -estudiantes, profesionales jóvenes y adultos, políticos de larga trayectoria como Esperanza Aguirre, Beatriz y Gabriel Elorriaga, Baudilio Tomé-, todos unidos para reflexionar sobre España. Y nadie mejor que José María Marco, que a ello ha dedicado gran parte de su vida, para llevarnos de su mano en la tarea.

Si debatir es compartir ideas con el otro, Isabel Benjumea presentó a Floridablanca precisamente como eso: Como un foro abierto a todos, en el que presentamos nuestras ideas a los demás, para difundirlas, para discutirlas, para perfeccionarlas.

WP_20150528_20_22_33_ProIdeas y debate. También diálogo. Guillermo Graíño sabe muy bien que dialogar consiste, desde Platón, en hacer preguntas a nuestro interlocutor de forma que sus respuestas den lugar a nuevas cuestiones que nos hagan avanzar juntos en la reflexión. Así lo hizo en su intervención, llena de inteligencia, lanzando sus interrogantes directamente al corazón del libro. José María recogió el guante, y fue desgranando ideas y conceptos con esa claridad que, según Ortega, debe ser la cortesía del filósofo. Los nacionalismos son los enemigos de la nación, porque no aceptan a esta como realmente es sino como ellos la querrían. La nación purificada, la nación virgen… la nación, a fin de cuentas inexistente. El “sueño de España” ha sido una constante de nuestra historia intelectual desde fines del siglo XIX. Sueño que lleva a la destrucción, y que en sus distintas versiones, en los variados regeneracionismos, no ha servido sino para ofrecer un proyecto de país excluyente, incompleto y utópico. Frente a todo ello, este libro es una llamada para que vivamos nuestra identidad nacional con naturalidad.

WP_20150528_19_59_06_ProComo suele repetirse, no podemos entender nuestro presente sin conocer nuestro pasado. En este sentido, el libro de José María también es iluminador, porque la historia de los nacionalistas españoles nos llevó directamente al análisis de la actualidad, ahora que atravesamos una coyuntura política compleja. Nacionalismos periféricos que arrecian, fenómenos y lenguajes políticos que resurgen con fuerza, ausencia de proyectos integradores. Sin embargo, aunque la situación sea crítica, nada es irreversible. Contamos con una gran nación. Aprovechemos sus variadas realidades, pasemos por encima de reduccionismos, incluyamos a todos.

Nos fuimos paseando por el Retiro, dándole vueltas a todo lo que habíamos escuchado. El parque estaba aún más florido, aún más soleado que cuando llegamos.

José Ruiz Vicioso

[Floridablanca]

1431016047_vector_66_04-128Accede al álbum de fotos del café
FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías