20Dbanner_pensiones

 

 

Diagnóstico

La población española envejece y el sistema público de pensiones, de reparto, es insostenible a futuro. Por tanto, debe reformarse para garantizar su continuidad.

Vía de reforma

Debe cambiarse el sistema de reparto por uno de capitalización, que permita sostener el sistema en el futuro. Obviamente, a las personas mayores de cincuenta años se les mantendrá el sistema de reparto, pues no podrían aportar lo suficiente a un sistema de capitalización para conseguir obtener unos ahorros cuantiosos para su pensión. La aportación de estas personas se hará vía PGE, al igual que las no contributivas. El resto, se irán nutriendo de las ganancias que obtengan las inversiones del sistema de capitalización.