Lincoln y el derecho de autodeterminación, por Manuel Pastor

Lincoln comprendió que en la democracia liberal moderna inventada en los Estados Unidos, como habían intuido Hamilton, Madison y Tocqueville, lo sustancial es la libertad y lo adjetivo o procedimental la democracia (lo contrario es lo que Ortega calificaría “democracia morbosa”).

© David Joyce / Flickr

© David Joyce / Flickr

En sus famosos debates con el senador Stephen Douglas, quien sostenía el derecho de cada Estado a decidir democráticamente sobre la esclavitud, Lincoln  negó que la libertad de los esclavos se sometiera a plebiscito, consciente de que si así se hiciera probablemente la mayoría de los electores americanos en aquel momento habrían votado a favor de la infame institución. De manera similar, cuando se plantea la secesión de los Estados del Sur, Lincoln rechaza la posibilidad de un plebiscito como ejercicio del derecho de autodeterminación -lo que irónicamente calificaba “squatter sovereignty” y “sacred right of self-government” (soberanía ilegal y sagrado derecho de auto gobierno)-.

Los principios intangibles de la libertad individual y de la unión nacional eran para Lincoln incuestionables.  El primero basado en el derecho natural, pre-constitucional; el segundo en el derecho positivo constitucional de la soberanía popular, es decir, de todos los ciudadanos (“One People”…“We, the People”) que habían proclamado la Independencia y creado la Unión y la Constitución.  Una parte del cuerpo nacional, unilateralmente, no podía romper el pacto y la voluntad del todo.

En su discurso inaugural (4 de Marzo de 1861), cuando siete Estados habían proclamado unilateralmente la independencia, recuerda que “The Union is much older than the Constitution. It was formed in fact, by the Articles of Association in 1774. It was matured and continued by the Declaration of Independence in 1776 (…) And finally, in 1787, one of the declared objects for ordaining and establishing the Constitution was to form a more perfect union.” (La Unión es más antigua que la Constitución. Se formó de hecho, por los Artículos de Asociación en 1774. Se maduró y se continuó en la Declaración de Independencia en 1776 (..) Y finalmente, en 1787, uno de los objetos declarados para la ordenación y el establecimiento d la Constitución fue formar una unión más perfecta). Y más adelante afirma: “Plainly, the central idea of secession, is the essence of anarchy” (Claramente , la idea central de la secesión , es la esencia de la anarquía)

Y en su discurso ante el Congreso el 4 de Julio de 1861, ya en plena Guerra Civil, criticará una vez más el sofisma de que exista una sagrada supremacía de los Estados o territorios sobre la Unión –“this magical omnipotence of state rights” (esta mágica omnipresencia de derechos estatales): “The states have their status IN the Union, and they have no other legal status (…) The Union is older than any of the states; and, in fact it created them as states.” (Los estados tienen su status en la Unión , y no tienen ninguna otra condición jurídica ( … ) La Unión es mayor que cualquiera de los estados; y  de hecho, los creó como estados).

Manuel Pastor

[Catedrático de Teoría del Estado y Derecho Constitucional de la UCM]


floridablanca_final_round_azul_smallFloridablanca pregunta

¿Fue Lincoln un defensor de la unidad de la nación como garantía de igualdad de todos los ciudadanos o por el contrario, ejerció el llamado nacionalismo de estado? En el caso español, ¿el concepto de nación nace en la Constitución o la Carta Magna sólo ratifica una unión que ya existía previamente como en el caso estadounidense?


 

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías