Las dos tentaciones de la derecha española, Posada Herrera

Quienes entendemos que participar en la vida política es una obligación ciudadana, e incluso un deber patriótico, debemos agradecer la apertura de este acogedor Café donde compartir reflexiones e inquietudes. El proyecto de Floridablanca promete aportar elementos muy interesantes a un centro-derecha que en los últimos tiempos se mueve entre dos “tentaciones” que pueden lastrar sus posibilidades de futuro.

seagull-379593_1920

La primera es la renuencia a dar la batalla ideológica, sea por sus proverbiales complejos, sea por un pragmatismo mal entendido que fía a su desdibujamiento la conexión con sectores más amplios de la sociedad.

Cuando dirigentes del Partido Popular aluden a “problemas de comunicación”, están soslayando lo esencial: que para convencer primero hay que mostrar firmeza y coherencia en las convicciones, y que para galvanizar a una mayoría social hay que ofrecer un proyecto político definido con el que los ciudadanos se puedan identificar, más allá de la administración rigurosa de la cosa pública.

Además, la primacía política no se gana sólo en las campañas electorales, ni tampoco en la confrontación de programas o balances de gestión, sino en la preeminencia que unos u otros principios y planteamientos de fondo van adquiriendo día a día en la escala de valores de una sociedad.

La otra tentación es la de aquellos que, subidos a la actual ola rupturista, se apoyan en las carencias mencionadas para buscar o promover alternativas al Partido Popular en su mismo ámbito ideológico. Creo que se trata de un grave error.

El PP ha sido, y sigue siendo, una herramienta insustituible para la articulación de la derecha en España. Ahora más que nunca, su unidad es un valor en sí misma, ante los desafíos secesionistas y el presumible crecimiento del populismo de extrema izquierda.

Lo cierto es que, una vez más, el Partido Popular ha tenido que reparar los destrozos causados por una nefasta gestión socialista, se han sentado las bases para una nueva etapa de prosperidad, y sobran las razones que confirman al PP como la mejor garantía para la cohesión, la estabilidad y el bienestar de los españoles.

En definitiva, tan estériles resultan las actitudes acomodaticias como las pataletas. En el debate sincero y constructivo reside la posibilidad de reforzar y enriquecer el proyecto político del Partido Popular como gran referente reformista y liberal al que sigue mirando la mayoría moderada que vertebra nuestra sociedad. Por modesta que sea la contribución de Floridablanca a esta tarea, habrá merecido la pena.

Posada Herrera

[Pseudónimo]

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías