La nota de Jorge

julio 19, 2015

¿Dónde están los defensores de la Grecia Syriza que clamaban al cielo desde sus cómodos sofás, los mismos que no se han rascado el bolsillo con el pretexto de «no me viene bien o no puedo»? Porque, ya se sabe: la solidaridad con el dolor ajeno y los ejercicios de aprendiz de revolucionario de salón salen gratis. Ahora todos callados, empezando por el podemita Pablo Iglesias. Pobres griegos, pobres almas de la probeta populista.

Etiquetas:

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías