La nota de Ignacio

septiembre 02, 2015

Los soldados americanos llevan luchando por la libertad de su país y de Occidente mucho tiempo. No siempre se les agradece como se debiera. En la estación de Grand Central de Nueva York, algunos días se les puede ver patrullando, en parejas, vestidos de uniforme, como si Scotty los hubiera teletransportado desde el mismísimo Kabul. Los observo con respeto y admiración. Son chicos jóvenes. Se me encoge el corazón. Un día cercano a la Navidad me atreví a decirle lo que sentía a uno de ellos, con cierta timidez y mucha emoción: “Thank you for your service”. Algo se le iluminó en los ojos, quizás el recuerdo de la misión que se le encomendó, protegernos y proteger lo que más queremos, nuestra libertad. Me dio las gracias. Hoy somos nosotros los que una vez más tenemos que darles las gracias a ellos. Podían haber huido o haber buscado refugio en aquel tren lejos de sus casas, pero sintieron y supieron entender que la libertad no tiene fronteras. God bless America.

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías