En la muerte de Joaquín Molins , por Javier Rupérez

Guardo un buen recuerdo del Molíns de los 80 y 90. Nunca pude dudar de su catalanidad pero tampoco, al menos en aquellos tiempos de la Transición, de su voluntad para participar con plenitud en la buena aventura de la democracia española. No en vano había comenzado su andadura política en Centristas de Cataluña, la marca regional de la UCD, que quiso emular en la diversificación de siglas, pero en la unidad de propósito las relaciones permanentes de alianza que existen en Alemania entre la CDU nacional y la CSU bávara. Luego se quiso apostar un poco más fuerte cediendo la marca centrista a la Convergencia Democrática de Pujol, pensando que el que fuera honorable sin merecerlo estaría dispuesto a jugar con la misma baraja. Craso error del que todavía no nos hemos despertado.

Joaquín, como no pocos de sus correligionarios, seguiría la senda nacionalista, incluso alcanzando relevancia en los gobiernos regionales pujolistas y solo de vez en cuando asomando la figura por los ruedos nacionales. Pero era ya otra historia. Que sepamos, nunca tuvo en su programa una reclamación separatista, pero si un dulce doblegarse a las presiones del entorno. El sueño CDU-CSU, que podría haber hecho de Miguel Roca o del mismo Molíns ministros del gobierno español, fue arteramente enterrado por un Jordi Pujol que siempre quiso otra cosa. Fuimos algunos los acusados de mal pensados al pronosticar lo peor. Hoy ya sabemos de qué se trataba.

Hace ya tiempo que no lo veía pero, más allá de sus convicciones partidistas, siempre le recordaré mostrando una excelente disposición de ánimo, una profunda capacidad de trato, una personalidad donde primaban la cortesía y la buena educación. Cosas que en su momento parecían fruslerías y que en el hosco panorama contemporáneo aparecen como grandes virtudes. Como tal los que le conocimos siempre le recordaremos. Y, aunque no fuera del todo cierto, como la imagen de la Cataluña española que nunca debió dejar de ser.

Javier Rupérez

EMBAJADOR DE ESPAÑA, DEL CONSEJO ASESOR DE FLORIDABLANCA

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías