Sartori sobre el pluralismo

Giovanni Sartori sobre el pluralismo

Y es precisamente el Renacimiento el que proporciona las municiones culturales a la rebelión laica, que se inicia, después de las guerras de religión, con la tolerancia y la afirmación de principios y valores pluralistas. Tolerancia significa rechazo de cualquier dogma y de cualquier verdad única, y pluralismo significa, correlativamente, rechazo de cualquier poder único, monocrático y uniformador. La ciudad antigua temía el disenso, porque el disenso era discordia y la discordia la rompía y la debilitaba. La ciudad moderna, en cambio, aprecia el disenso, y al apreciarlo lo civiliza en concordia discors, o también en una discordia que se transforma al final en concordia. El edificio del constitucionalismo liberal se construye sobre estas premisas y, por tanto, se basa en la separación entre política y religión, en una convivencia pluralista y en principios y valores laicos: por un lado la autonomía y la libertad individual, y por otro, la legitimación democrática del poder.

En síntesis, las sociedades teocráticas se basan en el principio de la voluntad de Dios y de la sumisión a Dios, mientras que las sociedades que son a la vez laicas y democráticas se basan en el principio de la voluntad del pueblo. Por lo tanto, las segundas son algo diametralmente opuesto a las primeras.

Sartori, Giovanni (2016). La carrera hacia ningún lugar, Barcelona: Taurus

Más sobre Sartori

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías