Renovación e ideas: de vuelta a la “casa común”, por María Cano

DSC_0103.2

Tres semanas después de las elecciones del 26-J. Lunes caluroso de julio.  Nuevo lleno en un café de Floridablanca, en esta ocasión moderado por Isabel Benjumea y José Ruiz Vicioso y con la participación del Consejo Asesor prácticamente en pleno para analizar los resultados electorales.

En un contexto en el que los periódicos, las tertulias y las emisoras repiten posibles pactos, posibles vetos, nuevas y viejas líneas rojas y la misma melodía que escuchamos desde hace seis meses, una novedad: el debate sobre los retos a los que nos enfrentamos como país y los posicionamientos ideológicos necesarios para articular un proyecto de éxito capaz de convocar mayorías que posibiliten la prosperidad y el fortalecimiento de las instituciones.

Isabel Benjumea comenzó el coloquio mostrando su satisfacción por la capacidad de reacción de la sociedad española en las elecciones generales ante la opción populista y apostando por un gran pacto de gobierno de las tres fuerzas constitucionalistas. Asimismo -y aquí otra diferencia con la actualidad política que todos los días leemos y escuchamos- pidió que la euforia no llevase al PP a la ceguera ante el inmenso trabajo que todavía le queda por hacer para volver a convertirse en la gran fuerza que representa al centro derecha en España.

“El populismo se ha podido contener, pero no se ha derrotado”, decía la líder de la plataforma al tiempo que apostaba por la recuperación de la ‘casa común’ del centro derecha, que “dividido no gana elecciones”. Recuperar y renovar un proyecto integrador y moderno, con señas de identidad claras, que fomente la discusión interna y la participación es una de las grandes apuestas de Floridablanca. El principal objetivo: que del debate de ideas nazca ese proyecto.

Por su parte, Ruiz Vicioso se refirió a los retos a enfrentar para avanzar en esa senda y subrayó los dos fundamentales a su juicio: la oportunidad del centro derecha para unificarse y el esfuerzo de integración que ha de acometer para ello, y la presencia del comunismo bolivariano en nuestro Parlamento. No ha ganado, pero como explicaba el co-editor de la Red, “nunca hemos tenido una presencia tan consolidada de extrema izquierda en la Cámara y hemos de ser conscientes de esa nueva situación para entender la batalla dialéctica de los próximos años”.

Es la hora de la renovación, de la verdadera democracia interna en el PP, de un discurso político coherente y renovado (que no reaccionario) sobre el modelo de país que queremos, la posición internacional que queremos ocupar y, como no, sobre aquellos asuntos que preocupan a los jóvenes de hoy y no a los de hace treinta años.

Al evento acudieron la mayoría de los miembros del Consejo Asesor, quienes reflexionaron sobre la situación del centro derecha en España y el PP tras las últimas elecciones, el significado de su repetición y la sorpresa que había supuesto el resultado ante la falta de acierto de todas las empresas demoscópicas.

Eugenio Nasarre alabó que este tipo de debates vuelvan al centro derecha y resaltó la madurez del electorado español y su capacidad para detectar la amenaza que supone Podemos para nuestro sistema de libertades. Pero también señaló el gran fracaso de nuestros partidos políticos por la repetición de las elecciones. Por su parte, Gabriel Elorriaga indicó que el resultado refuerza la necesidad del PP de dotarse de contenidos y señaló la diferencia en negativo de junio sobre diciembre de la situación de las finanzas públicas españolas.

Sobre los sondeos electorales, Florentino Portero afirmó que son una fotografía de la actualidad del momento que tiene un efecto en el electorado. Tras analizar la campaña electoral del PP, dijo que no es buena señal jugar con el miedo en un momento crítico para Europa. Por ello, pidió a los dos grandes partidos que se rediseñen, que ‘recuperen el norte’, que rehagan un ideario capaz de ilusionar y de atraer a los jóvenes. El embajador Javier Rupérez analizó también la crisis de sistema a la que nos enfrentamos y expuso que no existe democracia que se mantenga en pie si no es capaz de proporcionar estabilidad. Además, lanzó un mensaje muy claro y muy aplaudido en la sala a los políticos: “este año no hay vacaciones”

Finalmente, José María Marco explicó que el PP es el único partido que sostiene la democracia española, tras la larga tradición de retraimiento  nacional que ha mostrado la izquierda en nuestro país, y por ello ha de ser responsable: tiene cuatro años para volver a ser la ‘casa común’ del centro derecha español. Asimismo, se refirió a los problemas nuevos a los que se enfrentan los jóvenes, no solo de desempleo, sino también de identidad nacional y cultural por la globalización, para los que pidió a los partidos políticos que planteen soluciones políticas.

Es la hora de las ideas, de la renovación, del discurso político reconocible que comprenda las demandas de la sociedad actual y del centro como actitud y no como proyecto de retórica vacía. Esto es Floridablanca, esto es lo que promueve con coherencia desde el día que se fundó. Esta es su causa y la ilusión de su existencia.

María Cano

Artículos relacionados

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías