La prueba de que más impuestos no es más recaudación, por Javier Vidueira

Gráfico Esfuerzo fiscal - Recaudación

Tradicionalmente se usa el indicador de presión fiscal para comparar la carga impositiva que los contribuyentes de los distintos países soportan. Sin embargo, no es un indicador realmente sólido porque únicamente tiene en cuenta la relación entre el nivel de impuestos y el PIB de cada país. O lo que es lo mismo, cuánto de lo que produce cada país se destina a impuestos.

Tal y como señalan en el Instituto Juan de Mariana, comparar entre países el indicador de presión fiscal nos deja sin información sobre el impacto real de estos impuestos sobre sus economías. Por ejemplo, Noruega tiene una presión fiscal del 38% de su PIB mientras que España soporta una presión ligeramente menor, del 34%. Pero ambas economías distan mucho de ser iguales.

Por eso se utiliza otro indicador, el de esfuerzo fiscal, que relaciona la presión fiscal con el PIB per cápita y pone en contexto el verdadero esfuerzo de los contribuyentes. Por eso, y volviendo al ejemplo de España y Noruega, el esfuerzo fiscal es muy distinto a la presión fiscal. España alcanza 0,14 puntos de esfuerzo fiscal mientras que Noruega, que inicialmente soportaba una presión ligeramente superior, ahora se queda en menos de la mitad del esfuerzo fiscal español, tan sólo en 0,06 puntos. Y es que la diferencia de renta per cápita noruega (67.000 €) y la española (25.000 €) es más que notable y echa por tierra esa idea asentada de que los países nórdicos son paraísos socialistas donde sus habitantes ceden con gusto la mayor parte de su renta al estado.

Sin embargo, hemos querido con este gráfico ir un poco más allá. Si nos basamos en el principio keynesiano de redistribución de la renta, unos impuestos altos deberían dar lugar a una mayor recaudación fiscal, y por lo tanto a un mejor reparto de la riqueza. Por eso, hemos puesto en contexto el nivel de esfuerzo fiscal de cada país respecto a su nivel de ingresos fiscales obteniendo una verdad reveladora: los países cuyos contribuyentes soportan mayores cargas fiscales son precisamente los que menos ingresos logran obtener.

El caso Español es especialmente sangrante. Nuestro país es el primero de la lista que muestra una clara disfunción entre el esfuerzo fiscal que exige a los contribuyentes y lo poco que logra recaudar.

El tradicional pesimismo patrio suele achacar a la picaresca española la culpa del peso de la economía sumergida. Sin embargo la parte de la economía que evade impuestos en realidad se encuentra en la media europea, curiosamente al nivel de los países que menos recaudan de nuestro gráfico de esfuerzo fiscal.

La realidad, como ya señalamos hace tiempo en un political tip, es que un nivel alto de impuestos sólo abarata el coste de defraudar, ya que la evasión fiscal se vuelve más atractiva cuánto más altas son las cuotas a pagar.

Arthur Laffer lo describió perfectamente en su famosa curva. Llegado a un punto en el que los tipos impositivos son tan altos que los contribuyentes consideran inaceptable ceder una parte tan importante de sus ingresos y simplemente la recaudación se reduce. En el caso extremo de poner una tasa del 100%, la curva de Laffer nos indica la recaudación sería igual que no poner impuestos: nadie estaría dispuesto a pagarlos.

Además, y más importante si cabe, desde un punto de vista puramente macroeconómico los impuestos condicionan negativamente la inversión privada, la creación de empleo y el consumo, lo que en última instancia lleva aparejado una menor capacidad recaudatoria.

La conclusión, con los datos en la mano y como hemos defendido siempre desde este foro, es necesario reducir impuestos para favorecer una crecimiento económico fuerte y sostenido que en último término, logrará recaudar más.

Javier Vidueira

ECONOMISTA Y MIEMBRO DEL EQUIPO DE FLORIDABLANCA

  • hinahu

    Me ha gustado el articulo, y abre mucho la inteligencia porque la tenemos cerrada, por la propaganda política de estos políticos de turno.

  • Josep.

    Sabiéndolo los sociatas no renuncian a ser el coco de los impuestos, lo que les gusta es asustar, no mejorar la eficacia de su gestión, mientras miran el dedo……….

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías