Libertad política y Estado de derecho, por Isabel Benjumea

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-17-39-11

La democracia liberal, la única democracia real, es aquella que se desarrolla en el marco de un Estado de derecho que garantiza los derechos y libertades de todos los ciudadanos bajo el principio de la igualdad ante la ley.  

Una de esas libertades que debe garantizar un Estado de derecho es la libertad política. La libertad política, como nos recuerda Isaiah Berlin en su ensayo Dos Conceptos de Libertad, “es, simplemente, el ámbito en que un hombre puede actuar sin ser obstaculizado por otros” y solo se puede ejercer dentro de un “orden justo”.

Garantizar la libertad política, junto a otras libertades (expresión, prensa, etc.), debe ser una condición básica para el correcto funcionamiento democrático de un Estado de derecho.

Sucesos como el ocurrido en mi oficina – hoy hace seis meses –, y del que todavía no hemos tenido noticia alguna acerca del curso de la investigación, no pueden quedar sin respuesta o archivado. 

Que en España existe una democracia está fuera de toda duda. El problema es cuando se olvida que en toda democracia, lo que debe primar es el Estado de derecho. Y cuando esto se olvida, y no se protege y garantiza la libertad política de todos los españoles, estamos poniendo en peligro el adjetivo “liberal” que indispensablemente debe acompañar a la palabra democracia si creemos en la limitación del poder como salvaguarda de los derechos y libertades de los individuos.

          Isabel BenjumeaApp-Twitter-icon

Directora de Floridablanca

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías