Frente a la propaganda, una narrativa de la verdad

Atentado en el Párking de la T4 del Areopuerto de Barajas (Foto: Wikimedia Commons)

Atentado en el Párking de la T4 del Areopuerto de Barajas (Foto: Wikimedia Commons)

El reciente anuncio de ETA relativo a su desarme “unilateral” es un paso más en la campaña de propaganda iniciada por la banda terrorista. Con este tipo de acciones, ETA persigue estar presente en la agenda política española a la vez que inventarse acciones que le permitan negociar lo que es innegociable: su desaparición y sometimiento a la Ley. Quién sabe si el reciente nombramiento de Cándido Conde-Pumpido como magistrado del Tribunal Constitucional –con los votos del PP- ha creado expectativas en la banda en torno al papel de la Justicia. No en vano el antiguo Fiscal General del Estado (2004-2011) realizó un llamamiento a los fiscales para que tuvieran en cuenta las circunstancias resultantes de la tregua de ETA de 2006 y declaró en la Comisión de Justicia del Senado: “el vuelo de las togas de los fiscales no eludirá el contacto con el polvo del camino”.

Más allá de hipótesis y contradicciones de las que no cabe esperar una explicación racional y sí el silencio, hoy el proyecto político de ETA está tan vigente como antes. La banda está desarticulada, pero su proyecto político está bien articulado en las distintas cámaras representativas (nacional y autonómicas) y Gobiernos regionales. Sus objetivos están ahí y ahí seguirán estando si no hay una respuesta social respaldada por la acción gubernamental.

Aunque hoy ETA no recurra a la violencia, no podemos admitir que su proyecto político se imponga sobre todos los demócratas. Mientras la banda y sus simpatizantes no se pongan a disposición de la justicia y colaboren en la resolución de todos los atentados que quedan por esclarecer, no reconozcan el daño injusto e inútil que han causado, no condenen el terror practicado, no se arrepientan de sus crímenes y pidan perdón a los asesinados, a los heridos y a toda la sociedad a la que ha causado tan gravísimos males, su proyecto seguirá siendo un proyecto antidemocrático.

España tiene una deuda permanente con aquellos que han sufrido por la defensa de los valores democráticos y constitucionales: las víctimas del terrorismo. Por ello, se debe recuperar la iniciativa política contra el terrorismo, se debe trabajar para que la verdad de lo ocurrido nunca se olvide y perdure siempre en el recuerdo de los españoles para así lograr su derrota definitiva en todos los ámbitos.

En Floridablanca creemos que las víctimas del terrorismo no forman parte del pasado de nuestra Historia. No son un peaje que los españoles tuviéramos que pagar para alcanzar la paz. Las víctimas constituyen el presente y el futuro de nuestro país. Su muerte no es el final, sino el pilar democrático de lo que hemos sido, somos y seremos. La libertad y la democracia de la que gozamos los españoles es gracias a su sacrificio impuesto. Es un imperativo moral transmitir a todas las generaciones la historia de las víctimas, así como resolver los asesinatos de ETA que quedan pendientes.

Por este motivo, Floridablanca en colaboración con la Fundación Villacisneros, en el marco del “Proyecto Dignidad”, vamos a realizar el próximo miércoles 29 de marzo un cine fórum con el cineasta Iñaki Arteta. Esta actividad pretende reconocer el esfuerzo y el trabajo de aquellos que luchan por memoria y la dignidad de las víctimas del terrorismo y tiene como objeto contribuir a la narrativa de las víctimas del terrorismo, a la historia verdadera, porque no hay victoria del terrorismo sin una victoria moral. Y la única victoria moral es la que está anclada en el recuerdo y homenaje de las víctimas.

Osados y resistentes frente a la comodidad

Lee aquí la crónica del cinefórum con Iñaki Arterta

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías