Valoraciones engañosas

Elecciones3

La primera valoración de los resultados será engañosa, porque el PP seguirá siendo la fuerza más votada. Tal hecho alimentará la reivindicación de que gobierne el candidato del partido más votado. Pero este argumento es muy endeble, ya que no responde a las vigentes reglas de juego para la configuración de los gobiernos municipales.

El PP pudo cambiar las reglas de juego o, al menos, intentarlo seriamente, pero no lo hizo, resignándose a un panorama de fuerte fragmentación política y de difícil estabilidad y gobernabilidad. Desgarrarse las vestiduras porque no se deje gobernar a la lista más votada puede servir algún tiempo como propaganda, pero es una línea de acción sin consistencia política, que conduce a un melancólico victimismo… ante unas reglas de juego con las que el PP logró gobernar holgadamente durante veinte años y que no ha querido cambiar.

Lo importante es observar una actitud coherente: no intentar conservar el poder a cualquier precio, es decir, formular la posibilidad de pactos sólo con fuerzas con las que haya una suficiente cercanía en los programas, atendiendo a circunstancias específicas de determinados territorios (especialmente lo que tienen fuerte presencia de fuerzas nacionalistas).

Esto quiere decir que la única posibilidad real de lograr acuerdos de gobierno sería con Ciudadanos (aparte partidos de carácter local o regional). Pero los eventuales –y extremadamente difíciles en las presentes circunstancias- acuerdos con Ciudadanos no deberían en ningún caso aceptar imposiciones humillantes o que supusieran vetos a determinadas personas.

Otra cuestión es que en la lejana hipótesis de un acuerdo generalizado con Ciudadanos, en los casos en que se pudieran formar mayorías de gobierno alternativas a las de izquierda, se produjeran cesiones mutuas en lo que a alcaldías se refiere, atendiendo a las circunstancias de cada caso.

La principal lección que hay que observar es: gestionar bien una derrota es la única manera de preparar la victoria sucesiva.Sello

Etiquetas:

  • Roberto L.

    El PP que se deje de historias. No cumplir con tu programa trae estas consecuencias. Ahora que se aprieten un poquito con Ciudadanos. Los va a votar…

  • Anonimo

    una buena cura de humildad…. esto es lo que quiero que les pase!

  • Blas

    Bueno, no seré yo quien les venga a justificar, pero es verdad que hasta cierto punto es necesario intentar sacar pecho.

    Se han dejado los principios y la identidad por el camino pero no todo el balance es negativo y sería igual de engañoso no esperar que traten de sacar pecho de algún éxito por pequeño que sea. Otra cosa es que eso les impida llegar a pactos con los partidos que representan a los que se sientan defraudados por ellos

  • Margarita

    ¿y no es mejor perder algún Gobierno autonómico y dejar que otros tengan que empezar a mojarse y a tomar decisiones en vez de aceptar todas las condiciones del mundo para poder gobernar?

  • Federico

    Si bien el Partido Popular se merece un susto, no deja de sorprenderme cómo las nuevas formaciones ¿políticas? están encontrando tan buena acogida entre los ciudadanos para de cara a las autonómicas y locales. Lo digo, sobre todo porque van a votar a candidatos que no conocen, que no saben si tienen experiencia o no…en fin, un significativo toque de atención

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías