¿Dónde está la Junta Directiva del PP?

La Junta Directiva Nacional es el máximo órgano de dirección del Partido Popular entre Congresos y la componen los integrantes de los grupos parlamentarios en las Cortes Generales y en el Parlamento Europeo, junto con los dirigentes nacionales y territoriales del partido. Le corresponden, según los Estatutos, entre otras responsabilidades, impulsar el cumplimiento de los programas, acuerdos y directrices emanados de los Congresos, recibir y debatir informes sobre la estrategia a seguir y, algo de especial relevancia en el actual contexto, controlar la gestión del Comité Ejecutivo, es decir, la dirección del partido.

Transcurrido más de un mes desde las elecciones generales y con la militancia, simpatizantes y cuadros medios expectantes ante la situación actual, debemos preguntarnos en voz alta dónde está la Junta Directiva Nacional.

Resulta difícil de explicar que, mientras otros partidos evalúan abiertamente  sus resultados y buscan alternativas de futuro, la Junta Directiva popular guarde silencio respecto a temas ahora cruciales y urgentes tales como:

  • Los malos resultados obtenidos sucesivamente desde las elecciones europeas de 2014 hasta las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015; un retroceso de casi tres décadas. Hasta el momento no existe un análisis político sobre lo ocurrido ni sus causas.
  • Los gravísimos casos de corrupción relacionados con personas que, bajo la actual dirección nacional, han dirigido el partido o lo han representado al frente de distintas instituciones.
  • La parálisis de la dirección actual, incapaz de transmitir mensaje alguno y menos aun de generar alternativas que permitan dar una salida a la situación de ingobernabilidad.
  • La negativa tácita a celebrar un Congreso Abierto bajo la fórmula un militante-un voto que permitiría renovar los equipos y estructuras del partido, y elegir a un nuevo candidato a la presidencia del Gobierno.

Ante todo esto, cabe preguntarse ¿para qué sirve una Junta Directiva Nacional si no cumple con sus cometidos y no vela por los intereses del partido,  de sus afiliados y de sus simpatizantes?

¿No hay entre los 600 miembros de la Junta alguno que considere que ante la crítica situación de emergencia que viven España y el Partido Popular, ha llegado el momento de hablar abierta y constructivamente de estos temas? ¿Ninguno hay que se dé cuenta de que ello reforzaría al Partido Popular—algo que es bueno para España—mientras que el silencio sólo lo debilita?

La actual situación que atraviesa el Partido Popular confirma, una vez más, no sólo la necesaria e ineludible renovación de personas, equipos y programa, sino también la imprescindible reforma del PP como organización política si quiere aspirar a recuperar su vocación de mayoría y eludir el serio riesgo de ahondar en su retroceso. La Junta Directiva Nacional, compuesta de muchas personas admirables, debe ser valiente y hacer frente a sus responsabilidades, por el futuro del PP y de España.Sello

Artículos relacionados

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías