Ante la Conferencia Política del Partido Popular

(Foto: Luis García / Creative Commons)

(Foto: Luis García / Creative Commons)

Lo primero que debemos preguntarnos sobre la Conferencia Política que el Partido Popular celebra este fin de semana en Madrid es el por qué de la misma. ¿Para qué se organiza? ¿Qué objetivos tiene? ¿Qué se persigue con ella? Aunque en realidad nadie ha explicado con claridad a qué responde este novedoso foro, sí parece demostrar que la dirección del PP ha asumido la necesidad de dar un impulso a la organización tras el batacazo electoral del pasado 24 de mayo. No queda claro, sin embargo, y esta es la cuestión crucial que se dirime este fin de semana, si ese impulso se limitará a un mero lanzamiento mediático de los nuevos dirigentes o si el Partido Popular está dispuesto a hacer verdadera autocrítica y llevar hasta el final el proceso de renovación imprescindible para recuperar a una mayoría de electores.

La emergencia de formaciones políticas de tipo regeneracionista y radical ha desarticulado el sistema de bipartidismo –imperfecto- que durante más de treinta años ha garantizado la estabilidad de la alternancia política, al tiempo que el “mapa del poder” resultante de las referidas elecciones autonómicas y municipales ha supuesto un vuelco sin precedentes respecto a la situación de 2011. Los populares han perdido el gobierno de importantes ciudades –entre ellas la capital de España- y corren el riesgo de convertirse en una fuerza marginal en regiones de tanto significado político como Cataluña, el País Vasco o Navarra. Una nueva realidad política a la que tienen que ser capaces de dar una respuesta ágil y eficaz.

En este sentido, desde Floridablanca creemos que esta conferencia debería ser el primer paso, de los muchos que hay que dar, para a lograr la necesaria renovación del Partido Popular. Un proceso que exige cambios profundos, y que no puede limitarse a medidas superficiales o al relevo de un puñado de nombres.

Por un lado, se hace necesaria una modernización del discurso político que consiga reconectar con la sociedad española, el PP debe recuperar la conexión con las bases y los simpatizantes. Preguntarse por qué casi 2 millones de ciudadanos han dejado de votarles  Como venimos repitiendo, “no todo es economía”. Aunque el gobierno hace bien en destacar los logros económicos de su gestión, que son indudables y que han supuesto un enorme éxito, esto debe completarse con la elaboración de un discurso en materias que preocupan a los españoles y que definen el debate político de hoy: desigualdad, modelo territorial, medio ambiente, juventud, vivienda, etc. Solo si desarrolla un proyecto político que sea capaz de atraer a españoles de todas las generaciones podrá ser una opción ganadora. El PP necesita tener una posición política en estos asuntos, que definan además su identidad como partido de centro-derecha.

Por otro lado, es imprescindible que el partido aborde la reforma de sus estructuras y funcionamiento interno. Los partidos deben ser, ante todo, instrumentos de participación política. No puede plantearse un partido, a la altura de 2015, que funcione como una estructura completamente cerrada y con un funcionamiento absolutamente jerárquico en el que no haya posibilidad de debate ni sus miembros tengan la posibilidad (real) de expresar sus opiniones, como hoy ocurre. El PP necesita una estructura más flexible y democrática. Tiene que arbitrar mecanismos de participación interna, potenciar el protagonismo de sus afiliados y estimular la reflexión política. Todos estos cambios de calado harían más dinámica a la organización, lo que se traduciría inmediatamente en atracción de nuevos afiliados y votantes. Son cambios, además, que no pueden seguir postergándose en el tiempo. Mejor tomar la iniciativa y hacer lo que se debe a que otros agentes lo impongan desde fuera.

Esperamos, en definitiva, que el PP asuma la realidad con valentía y determinación, para que la Conferencia sea no un escaparate mediático sino un foro participativo, en el que se inicie un proceso de reformas que lo conviertan de nuevo en una opción política ganadora.

Sello

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías