20D: Derrota de ETA en todos los ámbitos

Diagnóstico

La única forma de lograr la derrota total del terrorismo en un Estado de derecho democrático es a través de la ley. Sin atajos, pero con toda la capacidad y toda la fuerza de la ley.

Solo cuando desde el Estado se decidió tomar la iniciativa y se aplicó la ley en toda su integridad, estuvimos a las puertas de alcanzar el fin del terrorismo. Esa determinación, junto a una acción jurídica integral y a la conciencia de una sociedad civil ejemplar que decidió dar voz y protagonismo público a las víctimas se logró poner a los terroristas de ETA en una situación de máxima debilidad. Algo que para muchos era impensable. Una estrategia integral que dio lugar a la fundamental Ley de Partidos e  implicaba combatir todos los brazos y aspectos de la organización terrorista. En conjunto, implicaba también la deslegitimación de un proyecto que además de ser totalitario, antidemocrático e inconstitucional, se apoyaba en la violencia.

Si hubiésemos perseverado en este camino de la ley, no nos encontraríamos en la situación actual, en la  que el partido de ETA ocupa las instituciones (ayuntamientos, diputaciones, parlamentos autónomos y Cortes españolas), no se ha producido una entrega de armas, la banda no se ha disuelto y  en el País Vasco y Navarra algunos apelan a que se reconozca el proyecto político por el que los terroristas mataron a casi mil personas.

Aunque hoy ETA no recurra a la violencia, no podemos admitir que su proyecto político se imponga sobre todos los demócratas. Mientras la banda y sus simpatizantes no reconozcan el daño injusto e inútil que han causado,  no condenen el terror practicado, no se arrepientan de sus crímenes y pidan perdón a los asesinados, a los heridos y a toda la sociedad a la que ha causado tan gravísimos males, su proyecto seguirá siendo un proyecto antidemocrático.

(Foto: RTVE)

(Foto: RTVE)

España tiene una deuda permanente con aquellos que han sufrido por la defensa de los valores democráticos y constitucionales: las víctimas del terrorismo. Por ello, se debe recuperar la iniciativa política contra el terrorismo, se debe trabajar para que la verdad de lo ocurrido nunca se olvide y perdure siempre en el recuerdo de los españoles para así lograr su derrota definitiva en todos los ámbitos.

Propuesta

En Floridablanca creemos que el próximo Gobierno de la nación debería asumir una política integral contra el terrorismo: trabajando por desmontar el relato de los terroristas, deslegitimando su proyecto y descartando los falsos “planes de paz”. Esta debería ser una prioridad de la política interior que además dé a las víctimas el reconocimiento que merecen como símbolo de la democracia española y de la libertad.

En este sentido es imprescindible seguir trabajando para lograr:

  • Derrota militar de ETA: Utilizar todos los mecanismos judiciales y policiales del Estado para lograr la disolución de la banda y la entrega de armas, de forma que nunca pueda recurrirse a la violencia de nuevo.
  • Derrota política de ETA: Aplicar la Ley de Partidos de manera que no pueda estar en las instituciones ningún partido político que no condene expresamente la violencia de ETA y solicite que la banda pida perdón a sus víctimas.
  • Derrota social de ETA: Debemos lograr la deslegitimación social del terrorismo, trabajando para reivindicar la memoria de las víctimas e impulsando medidas que garanticen:
    • El reconocimiento de que la violencia en el País Vasco y Navarra tiene un único origen: ETA.
    • Reconocimiento de la insolidaridad y la angustiosa presión social que ha rodeado a las víctimas y amenazados.
    • Reconocimiento del daño causado a las mismas y a toda la sociedad. Y de la injusticia e ilegitimidad del mismo.
    • Perpetuación de la memoria de las víctimas y recuerdo vivo de los nombres y de la culpa de sus asesinos.
    • La recuperación del “espíritu de Ermua” como símbolo de la conciencia social contra el terrorismo.
    • Explicar, en todos los niveles, desde los planes a los colegios, que ETA ha sido derrotada por la ley y por la policía, por la libertad y la democracia que ha hecho posible la Constitución española.
    • Recuperar espacios de libertad en las calles mediante la retirada de cualquier símbolo que de simpatía o solidad con organizaciones terroristas o personas condenadas por terrorismo. Impedir  cualquier manifestación pública que tenga ese mismo propósito.
    • Impulsar, en coordinación con asociaciones de víctimas, académicos y el sector cultural, la creación de proyectos culturales, académicos y audiovisuales destinados a transmitir la memoria de las víctimas del terrorismo a las futuras generaciones de españoles”.
  • Medidas Judiciales:
    • Poner todos los instrumentos de los que dispone el estado de derecho al servicio de la justicia para que se pueda llevar a cabo la investigación los más de 300 crímenes de ETA sin resolver.Sello
  • Completamente de acuerdo en todo, menos en lo de “dar a las víctimas el reconocimiento que merecen” Oigan que las víctimas ya están suficientemente reconocidas, tanto en pensiones para sus viudas o huérfanos, como en subvenciones para sus asociaciones de víctimas, (Que es un poco vergonzoso que no estén todas unidas en una única asociación, y que esten divicidas) como en reconocimiento social de todo tipo por las instituiciones y por el resto de españoles.

FLORIDABLANCA CAFÉ

Implícate

Desde Floridablanca necesitamos tu apoyo moral y material para poder llevar a cabo nuestro proyecto

Implícate

Archivos

Categorías